Hotel en el fin del mundo

El fin del mundo no es pero lo parece. En el noreste de la isla de Gotland (Suecia) se erige este hotel tan particular.

De nuevo hablamos de sueños: el fotógrafo Johan Hellström pasó parte de su vida buscando el encuadre perfecto, un día en la península de Furillen encontró esta cantera de piedra caliza abandonada y decidió que este era su sitio, había encontrado el lugar para empezar de nuevo.

Junto con su esposa Anna-Karin, en un paisaje industrial y algo selenita imaginó Fabriken Furillen. Un hotel totalmente integrado en su situación, sin artificios, desprovisto de color, ideado para relajarse y olvidarse de todo. Con un estilo escandinavo e industrial, en gris y en blanco, consigue un ambiente cálido y apacible para el descanso.

Dispone de 16 habitaciones, pero si estas no te proporcionan el retiro necesario puedes alojarte en una caravana aislada o en alguna de las cabañas repartidas por el bosque, ahí el aislamiento será total.

furillen-flowers__large

rum-vagmastarestugan-2__large

Fabriken-Furillen-Sweden-Design-Hotels-Knstrct-10

havsrum__large

rum-studion-2__large

furillen_sydrum__large

Hotel-Furillen-Sweden-10

Hotel-Furillen-Sweden-15

Hotel-Furillen-Sweden-13

 

 

 

 

 

5 Comments on Hotel en el fin del mundo

  1. rocio
    19 diciembre, 2013 at 8:41 am (7 años ago)

    La verdad es que por fuerta da «miedito» parece mini carcel o calabozo más queuna cantera, pero el paisaje y el interiorismo es una pasada, por dentro han conseguido que sea de lo más acogedor. Me encantaría pasar ahí un fin de verdad??

    Responder
  2. Mª Eugenia
    19 diciembre, 2013 at 10:28 am (7 años ago)

    Un lugar muy original, sin duda, perfecto para desconectar y para los que buscan algo diferente.

    Responder
  3. Noelia
    19 diciembre, 2013 at 10:43 am (7 años ago)

    Estoy con Rocío, la arquitectura no me gusta, ahora el entorno es de lo más apetecible!

    Beso

    WomanToSantiago

    Responder
  4. petitecandela
    19 diciembre, 2013 at 11:04 am (7 años ago)

    Un lugar singular. Desde luego muy romántico no es, pero tiene el encanto del paisaje.

    Bs.

    PetiteCandela

    Responder
  5. Mariel
    19 diciembre, 2013 at 12:10 pm (7 años ago)

    Qué lugar más especial, la segunda imagen podría ilustrar un relato de «Crónicas marcianas». Espectacular

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TIENDA ONLINE   |   BLOG   |   CONTACTO